¿Qué pasa si le das chocolate a un gato?

Por lo general solemos escuchar y ver noticias acerca que el chocolate es perjudicial para los perros una vez que estos los ingieren. Pero lo que poco se sabe, es que el chocolate también resulta muy peligroso para los gatos.

Cuando un gato come una pequeña cantidad de chocolate, es probable que no le ocurra la gran cosa, pero cuando lo hace a grandes cantidades, los problemas salen a relucir en cuestión de horas o minutos.

Pero a nivel general, todo aquello que contenga altas cantidades y/o concentraciones de azúcar, xilitol, chocolate y demás, no es un alimento sano para estos animales. Pero de todos ellos, el chocolate es el que representa mayor peligro.

La razón es que este contiene dos sustancias. La primera de ellas conocida por muchos el cual es la cafeína y la otra no lo es tanto, pero resulta un tipo de toxina perjudicial para perros y gatos. Esta se llama Teobromina.

Gracias a múltiples estudios publicados, se ha comprobado que la teobromina es peligrosa para muchos animales, incluido los gatos obviamente. Esta se obtiene de la planta del cacao, específicamente de las semillas al ser tostadas.

¿Cuánto chocolate es demasiado?

Los principales causantes que convierte el chocolate en un alimento peligroso para muchos animales y en especial perros y gatos, son los dos estimulantes ya mencionados, aunque la cafeína es una sustancia que se encuentra en múltiples alimentos, pero una vez que el cuerpo del animal la ha absorbido, es cuando comienza los estragos.

Llega un punto donde el cuerpo ha procesado la suficiente cafeína y teobromina que el sistema del gato se descontrola, provocando vómitos e incluso diarrea. Aunque este sería el menor de los problemas ya que es una forma natural de deshacerse de las sustancias tóxicas.

Algo que tienes que recordar siempre es que sin importar qué tipo de chocolate tengas y/o tu gato ingiera, este será perjudicial para él.

No importa qué clase de chocolate se trate. Inclusive el chocolate en polvo o el chocolate para hornear. Este último es potencialmente peligroso puesto que tiene altos niveles de teobromina.

Lo que si es cierto es que dependiendo de la cantidad ingerida, la toxicidad puede o no representar un peligro.

Por ponerte un ejemplo, un gato que pesa alrededor de 4 kilos un cuadro de chocolate para hacerle daño, al igual que 20 gotas de chocolate líquido también es suficiente para causarle estragos a tu gato.

Por más mínima que sea la cantidad de chocolate, tienes que hacer todo lo posible por evitar que este y otros animales lo coman. De lo contrario, su cuerpo comenzará a hacerle frente a las toxinas y comenzarán a presentarse los siguientes síntomas.¿Qué pasa si le das chocolate a un gato?

Síntomas que debes vigilar

Dependiendo de la cantidad, del peso y de la clase de gato que se trate, algunos síntomas pueden o no presentarse, pero los más comunes son los siguientes:

  • Vómito, náuseas y diarrea.
  • La frecuencia cardíaca aumenta.
  • Su micción se vuelve excesiva.
  • Comienza a beber exceso de agua.
  • Se vuelven intranquilos.
  • Su temperatura corporal aumenta.
  • Puede desarrollar temblores o en su defecto, espasmos.
  • La presión arterial puede bajar.
  • Pueden entrar en un estado de coma y/o convulsiones.

Ante la posible contaminación de un gato causado por chocolate, lo recomendable es llevarlo tan pronto sea posible a un centro veterinario, de manera que se pueda determinar la gravedad de la intoxicación y se tomen las medidas necesarias para lidiar con tal situación.

Eso sí, después que el gato reciba el tratamiento, debes hacerle seguimiento en caso de intoxicación. De manera que puedas ver si se presentan algunos efectos secundarios o si el tratamiento está siendo efectivo.

Lo principal es que pese a la situación que tu gato está pasando, estos se encuentran conectados con sus dueños y familias. Por lo que si te alteras o te pones nervioso, su situación empeorará.

Lo siguiente es tenerlos en un lugar fresco y tranquilo a fin de evitar que los síntomas empeoren por el estrés. Algo que puedes intentar mientras esperas por ayuda, es provocar o inducir el vómito a tu gato.

Esto deberás hacerlo siempre y cuando no haya pasado mucho tiempo después de la ingesta. Incluso puedes darle agua o leche, de manera que esto disuelva un poco el chocolate en su estómago y su cuerpo no lo procese tan rápido.

Publicado en Mascotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *